El Cabildo de Gran Canaria reconoce la labor de conservación del Término Redondo de Guayedra
Tiempo de lectura: 4 minutos

El Cabildo de Gran Canaria, a través de la Consejería de Medio Ambiente, ha hecho entrega de una copia de la obra pictórica Los Abuelos de Guayedra de Fernando Fueyo a los gestores del Redondo de Guayedra, que albergan y ayudan a la conservación de los almácigos centenarios de Guayedra. Además, el evento sirvió como marco para la presentación del Catálogo Insular de Árboles Singulares, recientemente aprobado por la institución insular.

El Redondo de Guayedra, una amplia finca gestionada por Costa Tamadaba SL, se localiza dentro del Parque Natural de Tamadaba y acoge junto a otros valores patrimoniales, una interesante formación vegetal termófila, el almacigal de Guayedra. De dicha formación arbórea se han elegido dos ejemplares de almácigo (Pistacia atlántica) por sus especiales características, antigüedad, localización y fisonomía, para incorporar a la propuesta de Catálogo de Árboles Singulares de Gran Canaria.

Los árboles, conocidos como Los Abuelos de Guayedra, han sido los modelos escogidos para la realización de la obra realizada por el pintor Fernando Fueyo, la cual será la ilustración principal del referido Catálogo insular.

Isabel Peñate, en representación de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, destacó la alianza de conservación entre la institución insular y el Término Redondo de Guayedra como “un gran ejemplo de colaboración público-privada para garantizar la riqueza natural y cultural de esta zona de la isla”. El director del Término Redondo de Guayedra, Normando Moreno, agradeció el reconocimiento y reafirmó su apuesta por la conservación del imponente espacio natural.

El acuerdo público-privado incluye objetivos como la mejora y restauración de la cubierta vegetal y la colaboración en la gestión de la biodiversidad de esta zona, una cooperación establecida desde 2012 mediante un Protocolo General de Actuación. Dicha colaboración se ha materializado en el Jardín de Sitio, donde tienen presencia especies endémicas locales en peligro de extinción, como la magarza de Guayedra (Gonospermum oshanahanii), y se configura como un espacio muy valioso para la conservación y la divulgación de estos valores. También se da cobertura para el seguimiento y control del Rabo de Gato (Pennisetum setaceum), especie exótica invasora que ha modificado sustancialmente el paisaje originario de la zona, en detrimento de su naturalidad.

Asimismo, el acto sirvió para dar a conocer el Catálogo Insular de Árboles y Arboledas Singulares, proyecto en el que la Consejería de Medio Ambiente lleva trabajando desde 2018. El Catálogo, que contiene inicialmente 77 ejemplares, pretende la conservación de esta biodiversidad, importante patrimonio natural y cultural que pervive en la isla de Gran Canaria. Los árboles y arboledas están amparados mediante la metodología y herramientas que posibilita la Custodia del Territorio, figura contenida en el artículo 76 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

El acto concluyó con una plantación de almácigos como forma de compensar la huella de carbono generada por el evento.