La Ruta del Vino de Gran Canaria ya es una realidad
Tiempo de lectura: 2 minutos

Tras tres años de trabajo y configuración del producto, la Ruta del Vino de Gran Canaria se pone en marcha. Una apuesta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida de Vinos de Gran Canaria, que coloca al sector del vino a la vanguardia de la oferta turística y del desarrollo de la isla. La presentación oficial fue anoche.

Sandra Armas, presidenta de la Ruta del Vino de Gran Canaria, afirmó que “el sector del vino está creciendo en Gran Canaria, con un incremento de viticultores jóvenes y vinos de mayor calidad. La Ruta del Vino de Gran Canaria viene a complementar la oferta turística de la isla, justamente en un contexto en el que el enoturismo está de moda en toda España”. El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida de Gran Canaria, Pedro Suárez, remarcó que “la Ruta del Vino es una iniciativa que posibilita que el sector del vino ayude a generar un turismo más empático y que deje mayores recursos en la isla. Su impacto en el sector puede suponer un aumento de ingresos de vital importancia en un contexto de receso económico”.

Los establecimientos certificados en esta fase inicial son 52, entre los que se encuentran 10 bodegas. La Ruta del Vino la integran también restaurantes, alojamientos, guías turísticos, intermediadores turísticos, tiendas especializadas, establecimientos agroindustriales y bochinches. El CRDO Gran Canaria es socio fundador del proyecto enoturístico.