El Colegio de Arquitectos aboga por la protección y la garantía del patrimonio natural y cultural
Tiempo de lectura: 5 minutos

La meta 11.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU establece que es necesario “redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo”. Esa fue la temática de la cuarta entrega del Ciclo de conferencias Ciudades y Comunidades Sostenibles de Canarias, iniciativa que está llevando a cabo el Colegio de Arquitectos de Gran Canaria. Desde febrero desarrolla mensualmente una jornada en streaming que se emite a través de su página web.

En esta ocasión las personas ponentes fueron José Antonio Sosa Díaz-Saavedra, Doctor Arquitecto, Flora Pescador Monagas, Doctora en Arquitectura y Máster en Arquitectura del Paisaje, Juan Sebastián López García, Doctor en Historia del Arte e investigador, además de Licenciado en Geografía e Historia, y Manuel González, artista plástico y escultor. Todo ello con la introducción del decano del COAGC, Vicente Boissier. Las personas intervinientes coincidieron en la necesidad de repensar el espacio para proteger el patrimonio natural, esencial en un contexto de cambio climático, y el patrimonio cultural, elemento de gran importancia en la memoria y la estética de las ciudades.

La apertura corrió a cargo del decano, que afirmó que “es necesario trabajar mediante una alianza para poder conseguir los objetivos, como el cambio de modelo y las estrategias a seguir en la construcción. Esta debe centrarse en el medioambiente y el cambio climático”. Boissier considera que la adaptación de los edificios obliga a reflexionar sobre la limitación que plantea el patrimonio. “El espacio público debe ser intervenido y redefinido, además debe eliminar el cortoplacismo, así como apostar por la sostenibilidad”, apuntó el decano.

Sobre el espacio natural, apostilló que debe ser recuperado, recordando que la presión demográfica ha hecho que se deteriore. En cuanto a la cultura arquitectónica, remarcó que es fundamental para la sociedad porque es valedora de la memoria colectiva y de la historia. Por último, hizo mención al paradigma que abre la crisis sanitaria en cuanto a los modelos de residencia.

El arquitecto José Antonio Sosa Díaz-Saavedra cree que todos los cambios que se realicen en el medio urbano deben tener como guía al patrimonio natural y cultural. “Lo más sostenible es conservar”, indicó Sosa. Con su propuesta de reconstrucción del Guiniguada pretende liberar el barranco, eliminando “la losa de cemento” y crear un corredor natural desde el mar hasta el barranco.

La arquitecta Flora Pescador definió a ciudad como una construcción de la cultura, donde la naturaleza siempre está debajo. Argumenta que “en las sociedades actuales el paradigma de la naturaleza se ve como algo amenazante y limitado cuando realmente la naturaleza y el paisaje moldean la cultura, que en el futuro tendrá ‘una estructura medioambiental’”. Trató temas como la presión humana sobre el espacio o la realidad isla, con recursos limitados.

Juan Sebastián López García destacó la potencialidad de la agenda 2030 dado que “marca unas pautas de mayor sensibilidad para el futuro”. Sin embargo, opina que la agenda 2030 presenta una maraña legal de normas. Aseveró que en el marco de la agenda 2030 “se habla de pasado, presente y sobre todo de futuro, de preservar el patrimonio cultural” aunque afirma que actualmente hay un “retraso en la puesta en valor del patrimonio histórico”.

La última intervención corrió a cargo del artista Manuel González que aludió a las referencias emocionales con el patrimonio cultural y las ciudades. En ese sentido, González recordó que existe un “vínculo de la persona con el hecho artístico” que genera un afecto con el mundo en el que vive. Además, apuesta por la sostenibilidad desde la afectividad y como clave de todo.

En el turno de coloquio, Boissier propuso un modelo de trabajo eficiente. Sosa precisó que el patrimonio cultural modela la cultura. La Doctora en Arquitectura, Flora Pescador, observó que existe una necesidad de proteger. “Nos hemos acostumbrado a una situación de destrucción progresiva”, comentó. Por su parte López García sostuvo que la legislación debiera adaptarse a las condiciones concretas. Por último, González enfatizó que “la contemporaneidad debe construir el imaginario del presente hacia el futuro”. Cada mes el COAGC analiza una de las metas del ODS 11 aplicando sus retos a Canarias.

Emisión en directo: https://www.youtube.com/watch?v=UTMx33hplTo&t=2s