El Cabildo calculará la huella de carbono de las vías para crear zonas verdes más ecosostenibles
Tiempo de lectura: 3 minutos

El director insular de Carreteras, Tomás Félix García, indica que con los estudios podrán realizarse en los márgenes de las carreteras plantaciones que permitan absorber más gases de efecto invernadero

El Cabildo de Tenerife, a través del área de Carreteras, que dirige Enrique Arriaga, iniciará un estudio y registro de la huella de carbono en diferentes vías de titularidad insular y en algunas oficinas de su servicio con el fin de identificar el balance neto de emisiones y, posteriormente, poder proponer una estrategia a largo plazo de planificación de zonas verdes en los márgenes de las carreteras insulares.

El director insular de Carreteras, Tomás Félix García, indica que este proyecto evidencia el compromiso ambiental del Cabildo, especialmente, en la lucha contra el cambio climático, y añade que “el estudio permitirá realizar, en los márgenes de las carreteras, plantaciones que permitan absorber más gases de efecto invernadero, zonas verdes más ecosostenibles”.

Las carreteras en las que se llevará a cabo este primer análisis de la huella de carbono comprenden tanto diferentes puntos de las dos autopistas, la TF-1 y TF-5, como la TF-2. Se trata de vías de alta capacidad que llegan a registrar la circulación de más de 90.000 vehículos al día en el caso de la autopista del Sur (TF-1), superiores a 113.000 en la del Norte (TF-5) y cerca de 81.000 en el caso de la Conexión (TF-2).

El resultado del estudio aportará información sobre la tipología y el comportamiento de las especies vegetales plantadas actualmente en las zonas verdes e incluso datos sobre la capacidad de absorción de los suelos y del parque móvil de la isla de Tenerife en relación al combustible y las intensidades medias diarias de determinadas vías seleccionadas. E indicará si existen otras especies vegetales con más capacidad y aptas para formar parte del paisaje e nuestras carreteras.

Con este documento, además, se podrá trabajar con más eficacia en el uso de recursos y materiales con mejor comportamiento ambiental, encontrar oportunidades de ahorro de costes y definir objetivos para una buena gestión energética. El proyecto contará con un presupuesto de 16.029 euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

Tras haber obtenido en 2019 el “Sello Calculo”, otorgado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el área de Carreteras continúa trabajando con el objetivo de reducir todo lo posible las emisiones y obtener en 2022 el “Sello Reduzco”, que certifique la reducción de la huella de carbono y demuestre el esfuerzo y el compromiso por el ahorro en costes y la disminución de emisiones.

Responder

Tu email no será mostrado.